Puntos clave de doctrina de la Iglesia verdadera

1: Dios no vive ni en la mente de nadie ni en el corazón de nadie, de lo contrario esta persona moriría de inmediato.

2: Pensar en alguien no hace que ese alguien este dentro de nuestro cuerpo, casa o cerebro. Solo hace que nuestros pensamientos se relacionen con esa persona: Ej: Pienso en un Pancho, pero no significa que tengo un pancho dentro del cerebro o corazón.

3: Las escrituras sagradas mencionan varias veces que solo algunos profetas pudieron estar en presencia de Dios y fueron preparados previamente para no ser quemados con su presencia.

4: Eso no significa que no podamos estar en presencia de Dios en un futuro, pero nuestros cuerpos mortales, por el momento no poseen las características que harían posible nuestra permanencia cerca de Dios sin tener serios problemas y hasta la destrucción de nuestro cuerpo y perdida de vida.

5: Aunque el cuerpo sea inmortal, el espíritu de cada persona es inmortal y de ninguna manera puede morir. Solo puede quedar sin cuerpo o ser revestida por otro cuerpo nuevo.

6: El cuerpo mortal que tenemos en la vida mortal no puede soportar la presencia de Dios sin embargo puede recibir la influencia del Espíritu Santo que al no tener cuerpo, puede acercarse a nosotros y proveernos una guía.

7: Durante el milenio, todos los justos resucitaran y recibirán un cuerpo inmortal que podrá soportar una gloria mayor.

8: Dios tiene un cuerpo físico y tangible e inmortal que poseen unas características que solo otros cuerpos de la misma categoría podrían estar en su presencia sin ser dañados.

10: Las personas pueden heredar las mismas características físicas y de inmortalidad de Dios si cumplen con sus mandamientos.

11: Las familias pueden ser eternas conformadas igualmente como en la Tierra con matrimonios, hijos, nietos, bisnietos, etc.

12: Después del juicio final cada persona puede ser asignada a 4 lugares: Reino Celestial, Reino Terrestre, Reino Teleste y Tinieblas de afuera.

13: Las tinieblas de afuera son un lugar frío, sin gloria donde todos los que cometieron pecados imperdonables van a ir. Este lugar está fuera del alcance de las galaxias.

14: El Reino Teleste o Telestial es la franja externa de la galaxia, el lugar donde actualmente nos encontramos. El Reino Telestial tiene una gloria muy mayor a la que la tierra posee actualmente. En este lugar van todas las personas corruptas, ladronas, mentirosas que no se arrepintieron de sus pecados. Sin embargo en este lugar hay una felicidad mucho mayor que en la Tierra.

15: El Reino Terrestre es la franja intermedia interna de la galaxia donde la gloria es mayor a la Telestial pero no es la máxima gloria.
En este lugar van las personas buenas que no aceptaron la plenitud del Evangelio de Jesucristo.
En este lugar la tierra va a morar durante el milenio antes de entrar en el Reino Celestial.

16: El Reino Celestial (la biblia lo menciona como tercer cielo) es el lugar donde van las personas que fueron fieles y valientes en cumplir con el Evangelio y que se arrepintieron de todos sus pecados. En este lugar las parejas que se casan tienen la oportunidad de formar familias eternas y llegar a ser Dioses.
El Reino Celestial está en la parte interna y mas luminosa y radioactiva de la galaxia donde actualmente vive Dios y Jesucristo.

17: Dentro de cada reino hay diferentes niveles, cada persona irá de acuerdo a sus obras.

18: No existen distinciones de sexo, raza, cultura en el lugar donde cada persona va después del juicio final. Las únicas distinciones que se hacen son basadas sobre las decisiones y acciones realizadas en base al conocimiento de cada uno.

19: La gloria de Dios se basa sobre la Inteligencia. Esta inteligencia puede ser representada en forma de luz. Cuanto mas al interior de la galaxia se va, mas luz hay y mayor grado de gloria e inteligencia.

20: El fin de Dios es llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del ser humano en condiciones de felicidad y progresos eternos.

21: Cada persona es libre de escoger sus acciones basadas sobre el conocimiento que tiene.

22: Cuanto mas conocimiento tiene una persona, mas responsabilidad tiene en base a ese conocimiento. Las personas que leen este texto están adquirieron un mayor conocimiento y serán juzgadas por sus acciones en base a este conocimiento adquirido.

23: El diablo existe, es un ser con espíritu como nosotros pero a diferencia de nosotros es sin cuerpo. El y todos los espíritus que decidieron seguirlo pueden tener influencia sobre nosotros como también el Espíritu Santo puede tener influencia.

24: A pesar que tenemos la influencia del diablo y de Dios por medio del Espíritu Santo, las únicas personas responsables de nuestras acciones y decisiones somos nosotros mismos y seremos juzgados en base a esas decisiones.

25: A pesar que la intención del diablo es tentarnos y hacernos caer para demorar nuestro regreso a la presencia de nuestro padre Celestial, el diablo no tiene permitido tentarnos mas de lo que nuestras fuerzas pueden soportar. De esta manera, no importa que tan grande parezca la tentación, estamos todos capacitados para superar toda tentación.

26: Las guerras, crimen y maldad que hay en la tierra existen porque muchas personas encojen seguir la influencia del diablo y no la del Espíritu Santo.

27: A pesar que durante esta vida mortal Dios permite que exista maldad en la tierra y la gente sea probada, Dios no es culpable de la maldad en la tierra, pero usa la influencia del diablo para que seamos probados y cada persona durante su vida mortal demuestre a quien eligió seguir.

28: Las personas cuando mueren quedan sin cuerpo pero su espíritu sigue vivo y progresando hasta que resucite y obtenga un nuevo cuerpo inmortal.

29: Las personas muertas progresan mas lentamente que las personas vivas porque por medio de un cuerpo mortal el ser humano puede tener mas experiencias. Por esto es preferible que la gente viva y tenga experiencias porque sus experiencias sin cuerpo quedan limitadas.

30: Al existir las leyes del Evangelio, también existe la transgresión, la transgresión nos alarga el camino de regreso y el arrepentimiento nos vuelve a llevar a la dirección correcta, sin embargo aunque nos arrepintamos, cada caída nos vuelve a demorar nuestro progreso. La manera mas rápida y efectiva de progresar es cumplir con el evangelio sin pecar para no tener que arrepentirse. Es mejor y mas efectivo no pecar, que pecar y luego arrepentirse.

31: La humildad es un contenedor de virtudes. Cuanta mas humildad tenemos mas virtudes podemos desarrollar. Los que tienen poco o nada de humildad, no pueden contener virtudes.
32: El hombre y la mujer son copartícipes de Dios en la creación de otros seres humanos. Los dos con igual importancia son responsables por la creación, educación y progreso de su pareja e hijos.

33: Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo son 3 Dioses y personas distintas pero son un uno en propósitos. Al igual que una familia es solo 1 pero está compuesta por padre, madre e hijos, también el Padre Eterno, Jesucristo y el Espíritu Santo son personas distintas con características, misiones, y tareas distintas pero con el mismo propósito.

34: Las personas no podrán ser castigadas por pecados de otras personas sino cada uno recibirá de acuerdo con sus actos. La transgresión de Adán, si bien influye sobre toda la humanidad, era necesaria para el progreso de la humanidad y era prevista por el plan de Dios. Cada uno es responsable de sus actos en base a su conocimiento y capacidad.

35: El ser humano al pecar crea una deuda que por si solo no podría nunca volver a pagar por completo y puede pagar solo una parte por medio del arrepentimiento. Todo el resto de la deuda es pagado por la Expiación de Cristo y todo el género humano puede salvarse, mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio. Si una persona no se arrepiente de sus pecados, a pesar que la expiación de Cristo paga toda la deuda, su falta de arrepentimiento hace que aun quedemos deudores con Jesucristo. Jesucristo al pagar por nuestros todos nuestros pecados nos hace a nosotros deudores de El. La única manera para devolverle la deuda que tenemos con es obedecer a Su Evangelio.

36: Toda ordenanza sagrada debe ser realizada por medio del poder del Sacerdocio. El Sacerdocio puede ser dado solo a personas dignas por otros poseedores del Sacerdocio. Nadie puede inventar la autoridad del Sacerdocio a menos que le sea dada por otro poseedor del Sacerdocio autorizado por Dios.

37: La misma organización de la Iglesia primitiva está presente hoy con 1 Profeta, 2 consejeros, 12 apóstoles, setenta, patriarcas, etc.

38: Las revelaciones de Dios son continuas y no son cosas solo del pasado. Dios revela y revelará continuamente cosas a sus hijos e hijas en preparación de lo que ha de acontecer.

39: Existen muchos libros sagrados que complementan a otros. La plenitud del evangelio esta dada por todos los libros canónicos escritos por profetas autorizados de Dios y por las revelaciones continuas a los profetas vivientes. Los libros canónicos son: El antiguo testamento de la Biblia, el nuevo testamento de la Biblia, hasta donde estén correctamente traducidos. El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio.

40: Dios el Padre, Jesucristo, el Espíritu Santo viven y controlan el plan de salvación para nuestro progreso personal y felicidad eterna. Durante las etapas del plan de salvación, cada persona es probada y filtrada para poder determinarse su destino eterno según sus características espirituales.



LAS FINANZAS E INTERESES DE DIOS

Dios es el mas grande inversionista y nosotros como hijos de El, heredamos ese divino talento de la inversión.
Al nacer nuestro Padre Eterno da a todos sus hijos e hijas un capital único y especifico a cada persona durante su vida mortal y da el tiempo a cada uno para que ponga a trabajar ese capital generando una ganancia durante su prueba en la vida mortal.
Al terminarse la vida, cada persona tendrá ganancias y pérdidas en base a ese capital recibido.
Las personas que tendrán un balance positivo, osea que la suma de sus ganancias sean mas grandes que la suma de sus pérdidas, serán las que pasen exitosamente el examen de su vida mortal y serán consideradas personas productivas que aprovecharon positivamente los talentos y capital recibido. A estas personas se les dará mayor capital, mayor gloria que consiste en una mayor inteligencia para que puedan seguir invirtiendo con mas capital y aumentar el capital de Dios y contribuir a sus creaciones y seguir creciendo indefinidamente y sin limites.
Los que tendrán un balance negativo, osea que la suma de sus ganancias sea inferior respecto la suma de sus pérdidas no recibirán mas capital para invertir porque son consideradas por Dios malas inversiones porque generan pérdidas y sería una mala inversión proporcionarle aun mas capital que sin duda seria desperdiciado sin crear ganancias y hasta destruyendo el capital inicial.
Por este motivo en la tierra nuestra inteligencia es limitada, nuestro capital tangible y material y recursos son limitados para minimizar los riesgos. De esta manera se puede comprobar como en un examen y sin mayores riesgos la capacidad y voluntad de cada persona.
Los capitales que se nos dan son y no se limitan a: la vida mortal, un cuerpo sofisticado con características autoinmunes, un cerebro con inteligencia suficiente para dominar la mayoría de los recursos terrenales a tal punto de destacarse y sobresalir sobre cualquier animal y planta. Un planeta lleno de climas diferentes, recursos naturales, tecnología, alimentos y una multitud de elementos que hacen posible la vida aunque de manera limitada pero suficiente para la prueba. Una familia, amigos, oportunidades de comunicación y aprendizaje, gobiernos y otros elementos que nos permiten interactuar con otras personas con cierto orden.
Esta prueba puede ser de pocos años hasta mas de un siglo en tiempo de vida mortal y es programada y determinada para su finalización hasta la separación del espíritu con uno de nuestros mayores capitales: el cuerpo.
Para garantizar la finalización de nuestra prueba mortal el cuerpo que recibimos durante esta probación está programado para autodestruirse después de una cierta cantidad de años.
Después de la separación del espíritu con nuestro cuerpo mortal nuestro progreso continúa pero a una velocidad reducida ya que sin el cuerpo físico muchas experiencias son imposibles.
En la vida venidera los justos vivos se les remplazara el cuerpo con uno inmortal y a los espíritus justos separados de sus cuerpos se le dará también un nuevo cuerpo inmortal. Este será unos de los nuevo capitales que los justos recibirán para continuar con la obra y trabajo de inversión en el cual se recibe capital y por medio del trabajo se multiplica y generan ganancias.
Los hijos de Dios siempre están en deuda con El por recibir un crédito, sin embargo este crédito puede y debe ser devuelto con intereses.
En caso de cumplir con este trato, se habilitan nuevos créditos cada vez mas grandes que pueden generar cada vez mas ganancias que benefician tanto al creditór (el Padre Eterno) como al deudor, que también recibe definitivamente una parte de las ganancias de su trabajo.
De esta manera las dos partes ganan, tanto Dios como cada uno de sus hijos aumentando el tamaño y gloria del Reino.
Los malos inversores que gastan el capital para su beneficio egoísta y a corto plazo sin ayudar a otros y sin devolver la deuda y ganancias al creditór, quedarán limitados porque a estas personas nunca mas se les dará nuevo crédito y quedan condenados eternamente a una miseria infinita sin poder progresar.
Por medio de su inteligencia superior, el Padre Eterno no necesita hacer muchas pruebas. La vida mortal y la vida espiritual separada del cuerpo mortal son mas que suficientes para que Dios pueda determinar en el juicio final la eficiencia de cada inversión y rendimiento capital de sus hijos e hijas.
Dios quiere bendecir a toda su descendencia pero no puede permitir que su reino y capital sea destruido por lo tanto no lo arriesga entregándolo a personas que lo destruirían sino exclusivamente a los hijos  fieles y obedientes que hacen caso a su mayor sabiduría, experiencia e inteligencia y generan ganancias aumentando el capital y herencia.
Las personas que pretenden vivir del trabajo y ganancias de otros de la misma manera son consideradas personas capitalmente improductivas no solo del punto de vista mundano sino también del punto de vista divino y eterno.
Los intereses son parte de la ley divina de ganancias.
Un crédito y un préstamo sin interés no son productivos y llevan a la destrucción tanto del creditór como del deudor.
Los países que eliminaron las tasas de interés están entrando en graves crisis económicas.
Los países que sacan las ganancias a los trabajadores para dársela a la parte improductiva, pero potencialmente productiva de la sociedad, crean un innecesario peso capital sobre los trabajadores que destruye su capacidad laboral y libertad capital y a la vez acostumbra al ocio a los  improductivos.
Cuanto un gobierno mas se distancia de los parámetros capitalistas del evangelio, mas desperdicio de capital hay causando el empobrecimiento generalizado en cada estrato de la sociedad afectando algunos sectores antes, otros después.
Pero cuando se aplican los principios del evangelio en el gobierno, la sociedad y economía prosperan en conocimiento, capital y calidad de vida.
De la misma manera cada persona debe siempre dar mas de lo que recibe para que sea considerada productiva.
Igualmente a un campo magnético (capital) que por medio del movimiento (trabajo) genera (como un alternador/generador de corriente) una energía eléctrica útil para una enormidad de aplicaciones; también todo el material que Dios da a los seres humanos y este se pone a trabajar para generar ganancias para beneficiar a otros necesitados y a Eles una ganancia que favorece al que generó la ganancia, a sus similares, al Padre y a todo Su reino.